Papel de la tecnología digital en la educación

Una de las funciones principales de la tecnología digital en la educación es, sin duda, llegar al mayor número posible de alumnos de manera eficiente. En cualquier caso, la tecnología está terminada y sigue creciendo.

La mayoría de la gente todavía prefiere los métodos de enseñanza tradicionales, sin embargo, si se incorpora la tecnología en el aula, las oportunidades que se abren son infinitas. Para empezar, la puerta de entrada a la educación se ha ampliado significativamente. Los estudiantes están expuestos a diferentes formas de aprendizaje y selección de títulos.

Charles Ross, que es un experto en escritura académica, está de acuerdo en que "A través de Internet, la gente puede volver a Documentos prácticos servicio de ensayo para una perspectiva más amplia de las cosas en las que puedo ayudarlos. Soy un especialista en contenido financiero ".

Agrega que "Mientras la gente continúe pidiéndome que escriba y lea lo que escribo, o escuche lo que digo, o mire lo que he hecho en la televisión, seguiré haciéndolo".

La pregunta que los profesores deberían hacerse es: ¿Cuáles son los beneficios de la tecnología en el aula? Es más fácil hacer un seguimiento de la mejora de cada estudiante y permite una preparación creativa de la lección. Estos conjuntos de habilidades no solo terminan en el aula, sino que ayudarán a los estudiantes en sus carreras una vez que abandonen la escuela.

Índice de contenidos

    Tecnología digital: beneficios en educación

    El primer paso para ayudar a los estudiantes a usar la tecnología de manera efectiva es capacitar a los maestros en esta nueva forma de enseñanza para que ellos a su vez puedan enseñar a los estudiantes. Esto también facilitará mucho el trabajo del profesor sin tener que dedicar más tiempo a hacerlo.

    La tecnología expone fácilmente a los estudiantes a información diferente, lo que hace que el aprendizaje sea agradable y rápido. Los estudiantes pueden aplicar lo que aprenden. Los estudiantes también tienen una mejor comprensión de temas diferentes o difíciles gracias a la investigación en profundidad. Esto es particularmente útil en STEM. Cuando se utiliza en el aula, la tecnología digital puede adquirir las últimas habilidades técnicas que serán útiles en su carrera.

    Si la tecnología se utiliza junto con los métodos de enseñanza tradicionales, los beneficios pueden ser enormes. Un informe del Foro Económico Mundial muestra que cuando los estudiantes usan la tecnología para aprender con la ayuda de los maestros, el proceso de aprendizaje se vuelve más efectivo.

    Los directores de escuela, por otro lado, deben monitorear el progreso del maestro en la comprensión de los espacios de aprendizaje en línea. Dado que la pandemia de COVID-19 ha obligado a muchas instituciones de aprendizaje a adaptarse a la enseñanza mediante el uso de la tecnología, también es excelente para los maestros aprender los altibajos de la tecnología y ajustarlos para ayudar en la tutoría futura. Los profesores pueden proporcionar una lista de materias que aún no están en línea. Pueden comenzar a diseñar un currículum para ese tema en particular.

    A continuación se muestran algunas ilustraciones de los beneficios que la tecnología digital ofrece a estudiantes y profesores.

    1. Mejor cooperación e interacción. Hay una interacción constante que ocurre cuando incorporamos la tecnología a la educación. No solo entre compañeros, sino también de profesor a alumno. Los estudiantes deben trabajar en equipo y encontrar soluciones mientras aprenden los juegos. Los estudiantes pueden intercambiar ideas entre ellos y ofrecer apoyo durante el trabajo en equipo. Los maestros pueden tener contacto cara a cara con sus estudiantes. Cuando una tarea es demasiado difícil, un estudiante puede hacer preguntas relacionadas con ella y obtener más ayuda. Las tareas se pueden cargar cuando los estudiantes están en casa. Los profesores pueden ver el trabajo terminado usando sus computadoras.
    2. Educación personalizada. Se puede acceder a los recursos educativos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, lo que facilita la realización de clases exclusivamente en línea utilizando una computadora o teléfono móvil. Un maestro también puede ofrecer sesiones de clases individuales además del aprendizaje en grupo. En la sesión de lección individual, el profesor puede centrarse en un alumno y elaborar un horario personalizable para ese alumno en particular en función de sus puntos fuertes y débiles. Los estudiantes, por otro lado, pueden estudiar a su propio ritmo. Los estudiantes también pueden usar videos en línea para la estructura del curso si desean consultar la lección en caso de obstáculos. Los maestros pueden seguir el progreso de un estudiante y, si encuentran un obstáculo, pueden ayudar al estudiante.
    3. Interés motivado por artículos convincentes. Cuando los profesores encuentran artículos interesantes, pueden despertar la curiosidad de los estudiantes, que se ha encontrado que tiene vínculos con el rendimiento académico. Una vez que se establezca este interés, los estudiantes profundizarán su lectura y tendrán una mayor comprensión de los conceptos matemáticos y de evaluación. Para que un artículo sea atractivo, un maestro puede incorporar elementos como video, lectura acelerada o transmisión por Internet. Un maestro puede pedir a los estudiantes que publiquen videos sobre sus tareas o incluso que hablen con otros estudiantes de todo el mundo.
    4. Mayor competencia y competencia de los profesores. Con el uso de la tecnología digital en la educación, las escuelas utilizan cada vez menos recursos académicos, lo que les ahorra enormes cantidades de dinero. Los profesores que utilizan la tecnología en el aula tienen más habilidades y su nivel de competencia ha aumentado debido a las múltiples posibilidades de aprendizaje. Pueden apoyar fácilmente a sus estudiantes desde cualquier lugar, lo que también fomentó la interacción con estudiantes individuales y abordó específicamente las necesidades de cada estudiante.

    Aunque la enseñanza tradicional en el aula todavía se practica ampliamente, la tecnología se puede integrar con el trabajo en el aula. Por ejemplo, un maestro puede pedir a los estudiantes que realicen una investigación en línea en casa, presentando los resultados en el aula. Esto no solo ahorra tiempo, sino que también cuando se presenta en el aula, los estudiantes pueden interactuar entre sí, compartir ideas, brindar retroalimentación a sus compañeros y trabajar en equipo. Este tipo de educación digital puede alentar a un estudiante a seguir leyendo, ya que su curiosidad puede aumentar mientras lee en línea. Los estudiantes pueden pensar "fuera de la caja" en comparación con la forma tradicional de educación y esto aumenta la creatividad. tecnología digital en la educación deben ir de la mano con la forma tradicional de educación, ya que ambos cubren los vacíos donde uno no está disponible. Las escuelas se beneficiarán del uso de menos documentos, los maestros tendrán tiempo para concentrarse en otras actividades escolares y los estudiantes serán más creativos, se comunicarán mejor y podrán trabajar en equipo.

    Descubre más contenido

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    4 × 2 =

    Subir